Saltar al contenido

Seguro de Comunidad de Propietarios

¿Qué es un seguro de comunidad?

Un seguro de comunidad, también conocido como seguro de comunidad de propietarios o seguro de comunidad de vecinos, es un contrato que busca garantizar la cobertura de los gastos relacionados a daños infraestructurales y/o materiales, ocurridos en una edificación. Este tipo de contratos es bastante común en apartamentos residenciales, esto debido a que son lugares en los que habita una diversa cantidad de personas, las cuales pueden ser dueñas de un piso por lo que, si existe un daño en su propiedad, el cual ocasiona estragos en otros lugares del edificio, es su responsabilidad asumir las reparaciones y/o daños causados.

Cabe mencionar, que este tipo de contrato puede adquirirse de forma voluntaria (tener un seguro de comunidad no es una obligación legal en algunas regiones), aunque es posible que en algunos lugares exista como normativa la contratación de este tipo de póliza.

Tipos de seguro de comunidad

Existen distintas variaciones en los seguros de comunidad, las cuales suelen relacionarse al enfoque de las coberturas, puesto que no todos los seguro de comunidad son iguales. Ahora bien, teniendo en cuenta esto, es posible determinar que los distintos seguros de comunidad de vecinos se clasifican de la siguiente forma:

Básicos

Como bien lo indica su nombre, estos son contratos que cuentan con las coberturas más básicas, las cuales se pueden ver relacionadas con la cobertura de responsabilidad civil obligatoria, es decir, que en caso de que ocurra un daño a terceras personas se hará cargo el seguro de la comunidad.

Medios

Por su parte, los seguros de comunidad medios o intermedios, son aquellos que tienen coberturas mucho más variadas, estas incluyen a los daños por incendios, explosiones, fugas de agua, así como también la de responsabilidad civil obligatoria. Cabe destacar que este tipo de seguro es el más utilizado, ya que es más completo que el seguro básico.

Completos

Son todos aquellos contratos que ofrecen coberturas especiales, las cuales pueden ser mucho más útiles en caso de accidentes o siniestros, pero este beneficio puede implicar un aumento significativo en el precio del seguro, razón por la que es necesario evaluar detenidamente si es lo que realmente se desea y se puede pagar.

Con respecto a las coberturas que suelen encontrarse en este tipo de seguro de comunidad, es importante destacar a que incluyen los gastos ocasionados por robo, incendio, explosiones, fugas de agua, realojamiento provisional, filtraciones, gastos de desatasco de tuberias, control de plagas y mucho más.

¿Qué cubre el seguro de comunidad de vecinos?

Ciertamente, existen muchas coberturas en los seguros de comunidad de vecinos, es por ello que resulta necesario conocer cuáles son las que suelen ofrecer las compañías aseguradoras, puesto que así es posible tener una idea sobre cuáles son las garantías que se tienen generalmente al contratar este tipo de póliza. Ahora bien, las coberturas más comunes en el seguro de comunidad de vecinos, son las siguientes:

Daños materiales

Esta es la cobertura más básica de un seguro de comunidad, puesto que están planeados principalmente para garantizar que en caso de incendio o daño material producido en la comunidad.

Ahora bien, teniendo en cuenta esto, es importante aclarar que esta cobertura no cubre las reparaciones pertinentes; es decir, que si ocurriese un accidente por una fuga de agua la cobertura cumpliría con pagar los daños ocasionados por el flujo de agua, pero la reparación de la tubería es responsabilidad del dueño de la misma.

Responsabilidad civil

Asimismo, la responsabilidad civil también es otra de las coberturas que suelen hallarse frecuentemente en los seguros de comunidad, ya que esta busca indemnizar a vecinos, copropietarios o terceras personas que se encuentren habitando en el edificio y hayan sufrido de algún daño. Por ejemplo, si se desprende una parte de la cornisa o fachada se desprende del edificio, y esta ocasiona daños en algún individuo que se encuentre caminando por el lugar o en alguno de sus bienes, como por ejemplo su vehículo, la cobertura de responsabilidad civil cubriría los daños causados.

Por su parte, si el accidente perjudicara al tomador del seguro, la responsabilidad civil de su contrato no se haría cargo de los gastos, ni mucho menos la póliza del seguro podría reclamarse para ello, ya que en estos casos es el seguro otro individuo quien se accionaría para saldar los daños causados, bien podría ser del propietario mayoritario del edificio, así como también el dueño del piso que ha causado el accidente.

Coberturas extras del seguro de comunidad

De la misma forma en la que existen coberturas básicas, también hay coberturas extras que pueden añadirse al plan de seguro de comunidad; estas se contratan con el objetivo de encontrarse más protegido y/o garantizar la indemnización en casos especiales que no permiten las coberturas básicas. Entre las coberturas extras destacan:

Realojamiento provisional

Es una de las coberturas más importantes, esta suele ser añadida por personas que son dueñas de un edificio en el que habitan personas alquiladas, es decir, que no han comprado un piso o sección del edificio; sin embargo, las personas dueñas de una sección importante del edificio también pueden tener esta cobertura si así lo desean.

La cobertura de realojamiento provisional se encarga de saldar gastos de hotel o vivienda de alquiler, en caso de que el siniestro o accidente ocurrido en el edificio haya dejado a personas sin la posibilidad de habitar su vivienda mientras esta es reparada. Este tipo de cobertura es de gran utilidad cuando ocurre un incendio, derrumbamiento, fuga de gas o una inundación que deje al edificio o parte del mismo, en muy malas condiciones.

Accidentes de empleados

La cobertura por accidente de empleados también es una de las más relevantes, ya que si el edificio posee una cantidad importante de personal de limpieza o mantenimiento, y alguno de ellos sufre de algún accidente, esta cobertura puede garantizar una indemnización que cubra los gastos por invalidez, incapacidad, asistencia médica o fallecimiento. Cabe destacar que los casos en los que aplica esta cobertura pueden variar con cada aseguradora.

Indemnización por robo

Este tipo de cobertura es poco añadida; sin embargo, puede ser de gran utilidad, ya que dependiendo de las normativas de la aseguradora y el plan de seguro, es posible que cubra los daños a vecinos o propietarios que han sufrido un robo en el edificio. Es importante aclarar que, la garantía que suele brindar esta cobertura es el reemplazo de cerraduras y llaves, pero como bien se ha mencionado, puede variar con cada aseguradora y contrato, puesto que se pueden añadir otro tipo de garantías.

¿Cuánto cuesta un seguro de comunidad de propietarios?

El precio de un seguro de comunidad de propietarios será proporcional a las coberturas que se hayan añadido, así como también puede variar con aspectos tales como:

  • La póliza que se desea garantizar en el plan de seguro.
  • Si la vivienda se encuentra hipotecada.
  • Cantidad de habitantes que residen en la vivienda.
  • Zona geográfica en la que se habita (en algunas regiones de España los seguros son más caros).
  • En qué piso del edificio se encuentra la vivienda.
  • Qué tan poblado son los alrededores del edificio.
  • Tiempo de construcción del edificio.
  • Superficie que abarca el edificio.

Como bien se ha mencionado, estos factores pueden afectar directamente en el precio. Sin embargo, es conocido que la prima anual promedio para un seguro de comunidad de propietarios puede ser de 500 a 1500 EUR.

Comparativa de seguro de comunidad de propietarios

Realizar una comparativa de seguros de comunidad es sumamente útil para así determinar cuál es la mejor opción a elegir, para ello es necesario utilizar un comparador de seguros; se trata de una herramienta que sirve para encontrar planes de seguros de distintas aseguradoras, en base a la información brindada por el posible tomador de seguro, esta suele incluir algunos aspectos sobre la vivienda, así como también las coberturas que se desean obtener, entre otros aspectos. Por lo tanto, antes de recurrir a cualquier opción, es bastante recomendable utilizar esta herramienta.

¿Por qué se debe tener un seguro de comunidad?

Tener un seguro de comunidad es algo opcional en gran parte del territorio español; sin embargo, en lugares como Madrid es una obligación legal contar con un contrato de este tipo, esto debido a que los dueños se encuentran en la obligación de cumplir con la responsabilidad civil obligatoria, en caso de que su bien haya sufrido un daño que pueda perjudicar a otras personas.

Por lo tanto, además de ser parte parcial de las leyes en España, también es una garantía bastante útil que puede servir en caso de accidentes o siniestros, esto debido a que el tomador de seguro no deberá preocuparse por la indemnización hacia terceros, ya que la aseguradora se encargará de todo el proceso.

Beneficios de contar con un seguro de comunidad

Existen muchos beneficios que se obtienen al momento de contratar un plan de seguros de comunidad de propietarios, esto debido a que es un acuerdo sumamente útil; sabido esto, entre los distintos beneficios que se pueden experimentar luego de contratar un seguro de comunidad, se encuentran los siguientes:

La indemnización es un proceso automático

Ciertamente, la ventaja o beneficio principal de contratar un seguro de comunidad de vecinos, es el simple hecho de que la indemnización se volverá un proceso automático, esto debido a que el tomador del seguro no tendrá necesidad de gestionar algún proceso burocrático relacionado a la indemnización, pues la compañía aseguradora es quien se encargará de estudiar el caso detenidamente, para así evaluar si se debe entregar la indemnización al afectado.

No se deben pagar grandes cantidades de dinero

Otro de los beneficios de contratar un seguro de comunidad, es que cuando ocurre un siniestro o accidente que ocasiona daños graves a terceras personas, no es necesario tener que saldar el monto total de la indemnización inmediatamente, puesto que al contratar un seguro se pagan primas mensuales o anuales, las cuales suelen ser mucho menores a los montos de indemnización.

Puede ajustarse a cada persona

Debido a la naturaleza de los seguros de comunidad, es posible que cualquier persona pueda adquirir un contrato de este tipo, sin que signifique un gasto excesivo. Todo esto debido a que la única cobertura realmente necesaria para el seguro es la que corresponde a la responsabilidad civil obligatoria, por lo que al contratar un plan de seguro que cuente únicamente con dicha cobertura, la prima a pagar de forma mensual será totalmente accesible para cualquier persona.

No siempre es obligatorio

Como bien se ha mencionado, el seguro de comunidad de propietarios no es una obligación en todo el territorio de España; ciertamente, existen lugares y regiones en las que sí es una obligación, la cual debe cumplirse para así evitar complicaciones legales. Sin embargo, nunca está de más contratar este tipo de póliza, ya que puede ser de gran utilidad para garantizar tranquilidad en caso de que ocurriese un accidente o siniestro.

Seguro de Comunidad de Propietarios
5 (100%) 6 votes