Saltar al contenido

¿Qué es un seguro de dependencia?

Para cualquier persona, las consecuencias de un accidente, enfermedad o la vejez suelen generar preocupaciones, además, de grandes desembolsos de dinero; de allí que, la contratación de los seguros de dependencia es una decisión inteligente, ya que ofrece servicios e indemnizaciones que pueden mejorar la calidad de vida de estos individuos y sus familiares.

El seguro de dependencia tiene como función prestar una indemnización o servicio, que permita a las personas en estado de dependencia cubrir los gastos derivados de sus necesidades. En este sentido, este seguro puede presentarse en forma de capital o a través de la asistencia directa.

De esta manera, el asegurado puede adquirir los medicamentos y equipos médicos necesarios para su cuidado, o bien, pagar a un personal especializado que lo ayude en el desarrollo de las actividades cotidianas, todo esto, con la indemnización recibida del seguro de dependencia. Este junto con el seguro de decesos son dos seguros desconocidos pero realmente útiles.

Definición de dependencia

Antes de conocer todos los detalles relacionados al seguro de dependencia, es importante saber a qué se refiere este término. En este sentido, se define como dependencia al estado permanente en el que una persona pierde de forma parcial o total su autonomía física, psíquica, intelectual o sensorial, como resultado de la vejez, un accidente, enfermedad o discapacidad.

Por tal motivo, requiere de cuidados, atención o equipos médicos especiales que le permitan realizar con mayor facilidad las actividades del día a día. Cabe destacar, que en España este término se encuentra definido en el artículo 2.2 de la Ley de la Promoción de la Autonomía Personal y Atención a Personas en Situación de Dependencia.

Requisitos para contratar el seguro de dependencia

Como ocurre con todos los seguros, el seguro de dependencia debe ser contratado antes de que se produzca el siniestro que desencadene el estado de dependencia; para lo cual, las aseguradoras exigen la documentación que certifique el estado médico del asegurado.

Por otra parte, la edad es un factor a considerar al momento de la contratación de este tipo de seguro, ya que por lo general, el seguro de dependencia es contratado por personas entre los treinta y cuarenta años, no obstante, puede ser contratado por personas con menor edad, sin embargo, no es muy común.

Además, se debe precisar que este seguro tiene un límite de edad, que dependiendo la compañía de seguros puede estar entre los 70 y 75 años, pudiendo tener un plazo máximo de 85 años de edad.

Tipos de dependencia que son cubiertos por los seguros

La mencionada Ley establece tres tipos de dependencia, según el nivel de autonomía o pérdida de esta que tenga la persona, en tal sentido, los niveles van de moderado a severo, terminando en gran dependencia, la cual, es el estado más avanzado reconocido por la ley.

Teniendo en cuenta esto, hay que saber lo siguiente:

Dependencia moderada

Este es el primer nivel de dependencia y corresponde a aquellas personas que necesitan asistencia para la realización de sus actividades, por lo menos una vez al día. Asimismo, se incluyen en este tipo de dependencia a las personas que requieren de apoyo limitado o intermitente.

Dependencia severa

El segundo nivel de dependencia, incluye las personas que necesitan de ayuda entre dos o tres veces al día, sin embargo, no requieren un apoyo permanente para el desarrollo de sus actividades.

Gran dependencia

Por último, el tercer grado de dependencia es para las personas que requieren ayuda varias veces al día debido a la pérdida de capacidades físicas, psíquicas o intelectuales. Además, se incluyen las personas que requieren un cuidador permanente, ya que han perdido la totalidad de su autonomía.

Coberturas del seguro de dependencia: ¿Qué pagan estos seguros?

Las coberturas y características del seguro de dependencia, puede variar entre las distintas aseguradoras y pólizas que estas ofrecen. En este caso, existen dos tipos de prestaciones que se encuentran presente en la mayoría de las compañías de seguro, la primera de tipo monetario y la segunda, referida a la prestación de un servicio.

Indemnización

La indemnización es la cobertura monetaria o económica ofrecida por los seguros de dependencia, especialmente dirigida a las personas con grado de dependencia de severo a grave, esto debido a que sus cuidados y tratamientos suelen requerir de grandes sumas de dinero (y servicios que la aseguradora no puede otorgar en su totalidad).

Por su parte, este tipo de cobertura puede ser de capital o renta, en primer lugar, el capital es un pago único que se realiza al asegurado, mientras que, la renta consiste en pagos mensuales, trimestrales, entre otros que se realizan de forma vitalicia. Es preciso mencionar, que el monto de la indemnización depende del grado de dependencia del asegurado, además, de los requerimientos especiales que este necesite.

Asistencia familiar

En conjunto con la indemnización, los seguros de dependencia pueden ofrecer asistencia para los asegurados y sus familiares (hijos, cónyuges y padres), además, esta cobertura suele estar disponible para todos los grados de dependencia que establece el sistema jurídico. Entre los tipos de asistencia familiar más comunes, se encuentran:

  • Asesoría telefónica: a través de la vía telefónica, los seguros ofrecen el asesoramiento y orientación ilimitado a los asegurados y sus familiares, en lo referente a medicamentos, nutrición, aspectos psicológicos, sociales, entre otros que sean del interés de estos.
  • Teleasistencia: la teleasistencia es un servicio ilimitado, que ofrece a los asegurados la asistencia, apoyo y orientación que estos y sus familiares requieran en momentos de urgencia.
  • Servicio a domicilio: por último, la asistencia a domicilio permite a los asegurados contar con ayuda y acompañamiento permanente o esporádico; en este sentido, cada póliza establece los límites relacionados a esta cobertura, la cual, puede estar destinada a los cuidados médicos del asegurado o a la limpieza y mantenimiento del hogar.

Carencias y circunstancias excluidas del seguro

El tiempo de carencia de un seguro, se refiere al plazo que debe transcurrir desde la contratación de la póliza hasta el momento en que el asegurado puede disfrutar de los servicios, en este sentido, los seguros de dependencia suelen tener períodos de carencia de un año para casos no excepcionales (ejemplo, dependencia por edad).

Otra situación en la que las aseguradoras establecen períodos de carencia, es en los estados de dependencia producidos por enfermedades neuropsiquiátricas, en los cuales, generalmente la carencia es de 3 años. Sin embargo, se excluyen de esta limitación a las situaciones de dependencia derivadas de accidentes.

Por otra parte, existen circunstancias que pueden producir un estado de dependencia, no obstante, por su naturaleza suelen estar excluidas de este tipo de seguros, entre estas se encuentran, la práctica de deportes extremos, el consumo de drogas, estupefacientes y alcohol, conflictos armados e intentos de suicidios; además, de todas aquellas que establezcan las aseguradoras.

Ventajas fiscales del seguro de dependencia

Además de los beneficios asistenciales e indemnizaciones que ofrecen los seguros de dependencia, la contratación de estos también ofrece ventajas en el ámbito fiscal, debido principalmente a que, al momento de realizar la declaración de la renta, se pueden desgravar las aportaciones por prima que se hayan realizado.

Asimismo, los asegurados también pueden gozar de este beneficio si deciden contratar esta cobertura dentro de su seguro de vida, que además de estas ventajas, suelen ofrecer otros servicios y prestaciones relacionadas con el área fiscal.

Seguros colectivos de dependencia

Las coberturas de los seguros de dependencia pueden contratarse a través de un seguro de vida o de un seguro de salud, en los cuales, el asegurado dependiente recibirá una indemnización (renta o capital), así como también, servicios de asistencia que le ayuden en el desarrollo de sus actividades normales.

Además de esto, las empresas pueden contratar este tipo de seguros para sus empleados o trabajadores, que les permitirá protegerlos en caso de dependencia generada durante el cumplimiento de sus funciones, o bien, en situaciones ajenas a estas, a estos se les conoce como seguros colectivos de dependencia.

¿Qué es un seguro de dependencia?
5 (100%) 4 votes

Call Now Button976 212 224