Saltar al contenido

Diferencia entre Robo y Hurto

Antes de contratar un seguro para proteger un bien material, es sumamente importante conocer las diferencias que existen entre robo y hurto, esto debido a que son dos conceptos que cuentan con distinciones en las coberturas para este tipo de seguros. Asimismo, conocer las diferencias entre ambos puede ayudar a elegir un plan de seguro mucho más completo.

¿Qué es un robo?

El robo es un delito regulado por el artículo 237 del Código Penal español, este se define como una actividad ilícita que ocurre cuando un individuo se apodera de los bienes u objetos ajenos, esto a través de la fuerza, la cual es utilizada para poder acceder al lugar de los hechos, intimidar a la víctima, proteger la huida de los que acuden en auxilio, o abandonar el espacio.

No obstante, debido a la complejidad de este tipo de situaciones, la Ley se ha encargado de establecer distintos parámetros para identificar un robo, estos se encuentran en el artículo 238 del Código Penal, donde se especifica que:

  • Rompimiento o fracturas de puertas y ventanas.
  • Rompimiento de paredes, techos o suelo.
  • Uso de llaves falsas.
  • Destrucción o inutilización de los sistemas de alarma en una propiedad ajena.
  • Daños en las cerraduras de muebles cerrados, tales como armarios o cajas fuertes.

Todas estas actividades mencionadas, son propias y califican como robo, por lo que deben ser procesadas en un juzgado como tal. Asimismo, también es importante mencionar que las coberturas de robo que se encuentren planteadas en un seguro, deben ofrecer garantía en dichos casos.

Ejemplos de robo

Existen muchos ejemplos de robo, los cuales deben ser conocidos antes de contratar un seguro de hogar, ya que de esta forma será posible escoger un plan de seguros que ofrezca las coberturas necesarias para garantizar el bienestar y tranquilidad del tomador.

Ahora bien, entre los ejemplos de robo se pueden destacar los siguientes:

  • Cuando un individuo sale de su hogar, cierra su propiedad con llave y otra persona fuerza alguna de las entradas, con el objetivo de ingresar a la propiedad y apoderarse de alguno de los bienes que allí se encuentran.
  • Cuando un individuo amenaza a otro para obtener por medio de la intimidación y violencia, algún bien que le pertenezca a la víctima.
  • Cuando una persona aparca su vehículo en un sitio y otro individuo fuerza las puertas para así poder acceder; posteriormente encender y llevarse el vehículo.
  • Entre otros.

En pocas palabras, el robo es un acto delictivo que implica violencia, fuerza, intimidación y manipulación de la propiedad ajena, todo esto a pesar de que el propietario tome precauciones para evitarlo.

¿Qué es un hurto?

Por su parte, otro de los actos delictivos más vistos es el hurto; sin embargo, a pesar de lo que se pensaría, este se diferencia en gran medida del robo. En este sentido, es necesario aclarar que este también es un concepto que se encuentra en el Código Penal de España, donde se especifica en el artículo 234 que es el tomo de bienes materiales ajenos, sin que el dueño de estos se dé cuenta; sin necesidad de recurrir a los métodos de violencia, fuerza o intimidación, que caracterizan al robo.

Esto quiere decir, que el hurto debe ocurrir en circunstancias específicas, puesto que para que ocurra es necesario que la víctima no note la situación y no ocurra ningún daño en otros bienes materiales, durante el proceso.

Ejemplos de hurto

Ahora bien, para comprender mejor lo que implica el hurto, es útil conocer cuáles son los ejemplos más sencillos de este delito; entre los cuales es posible destacar a los siguientes:

  • Cuando una persona deja su departamento sin haber cerrado las entradas previamente, y un individuo ingresa (sin necesidad de ejercer ningún tipo de fuerza), para posteriormente tomar algún bien material y hacerse dueño del mismo.
  • Cuando algún empleado de un negocio toma algún bien material del mismo, debido a la facilidad que posee para tener acceso a los bienes que allí se encuentran.
  • Cuando una persona deja su bicicleta sin ningún tipo de seguridad en un lugar abierto y otra toma posesión del vehículo.
  • Entre otros.

Principales diferencias entre robo y hurto

Ciertamente, el robo y el hurto son dos actos delictivos que tienen una gran similitud entre sí, pues al igual que la extorsión, estos se ejercen con la finalidad de apoderarse de los bienes materiales de otras personas; sin embargo, guardan importantes diferencias entre sí, las cuales deben ser conocidas con claridad.

En este sentido, las principales diferencias entre el robo y el hurto, son las siguientes:

Métodos de acción

La diferencia principal que existe entre el robo y el hurto, es el método de acción de aquellos que llevan a cabo este tipo de actos delictivos, puesto que en el robo es necesario el uso de la violencia, intimidación y/o fuerza física, con el objetivo de poder acceder, tomar los bienes o salir del espacio; mientras que el hurto se caracteriza por ser un delito que no implica ninguna de las características mencionadas anteriormente.

El castigo legal

Por su parte, la forma en la que la Ley actúa ante el robo y el hurto, es otra de las diferencias más relevantes con respecto a estos delitos, ya que el Código Penal de España (y de muchos otros países), establece que el castigo legal por robo es mucho mayor, puesto que se está allanando y ocasionando daños en la propiedad privada; bien sea para acceder, tomar las pertenencias o abandonar el lugar.

Mientras que en el hurto, no se ocasiona ningún otro daño, más que el apoderamiento de la propiedad de la víctima.

La forma en la que las aseguradoras actúan

El método en el que actúan las compañías aseguradoras, también es otro de los aspectos que se diferencian entre robo y hurto, esto debido a que en los planes de seguro se suelen ofrecer coberturas que garanticen la indemnización por daños relacionados a robo o intento del mismo; sin embargo, no suelen ofrecer una cobertura para proteger en caso de hurto, ya que este puede presentarse en ocasiones por negligencia o descuido del tomador del seguro.

Por lo tanto, cuando se desea obtener una cobertura por hurto, es necesario discutirlo con la aseguradora, ya que no todas la ofrecen, pero es posible llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes.

Seguros de hogar y robo

Se tienen estadísticas que reflejan que en España, 3 de cada 10 hogares carecen de un seguro de hogar y robo, lo cual puede ser algo perjudicial para este número de personas, ya que este es un contrato de gran utilidad, puesto que busca garantizar y proteger al tomador en distintas situaciones, entre las que destacan los daños por robo y/o hurto.

En este sentido, es posible definir al seguro de hogar y robo, como un contrato que busca proteger las pertenencias del hogar del asegurado, esto en base a las distintas coberturas especificadas en el contrato acordado.

¿Qué tipo de coberturas tienen los seguros de hogar y robo?

Al momento de buscar un seguro para hogar, la aseguradora  (indiferentemente de la compañía que sea) ofrece planes de seguros que incluyen coberturas para robo, las cuales pueden tener algunas variaciones según las políticas de la compañía.

En este sentido, es necesario aclarar que las coberturas más frecuentes de los seguros de hogar en caso de robo son:

  • Cuando el robo ocurre y el tomador se encuentra fuera de casa: Se trata de la cobertura más común que ofrecen las aseguradoras, esta aplica cuando el tomador ha cerrado las entradas de su hogar y algún individuo utiliza la fuerza para acceder y/o salir del lugar; ocasionando daños materiales en el lugar y apoderándose de otros bienes.
  • Cuando se es atacado para dar acceso al ladrón: Esta cobertura es poco frecuente, pero si el tomador está siendo atacado o intimidado para dar acceso a su hogar a una persona, la cual se apodera de algún bien del tomador; entonces la aseguradora indemniza al beneficiario del seguro.
  • Otros: Es posible que algunas aseguradoras diseñen coberturas y garantías específicas en el contrato de algunos clientes, esto puede llevarse a cabo si se llega a un acuerdo con la compañía. No obstante, este tipo de garantías tiene un aumento significativo en la prima a pagar.

Recomendaciones para elegir el mejor seguro

Antes de contratar un seguro para protegerse de robos y hurtos, bien sea para hogar, coche o cualquier otro vehículo, es recomendable tener en consideración algunos factores, esto con el objetivo de tomar una buena decisión entorno al plan de seguros y la compañía que lo ofrece.

En este sentido, las recomendaciones para elegir el mejor seguro son:

  • Buscar asesoría previa: Si se desconoce del funcionamiento de los seguros, o simplemente no se tiene la suficiente experiencia, es útil buscar asesoría con profesionales del área, tales como los corredores y agentes de seguros, ya que ambos están preparados para responder las preguntas que surjan.
  • Evaluar opciones: Para evaluar las opciones de seguros y compañías aseguradoras, es posible recurrir a distintos medios, puesto que en Internet se pueden hallar opciones por medio de los comparadores de seguros, así como también pueden ofrecerlas los agentes y corredores. Sin embargo, si se recurre a alguno de estos últimos, es más recomendable confiarse de los corredores, ya que ofrecen imparcialidad.
  • Elegir a la mejor: Luego de contar con las distintas opciones entorno a compañías aseguradoras y planes de seguro, se debe elegir a la que mejor se adapte a los intereses y necesidades que se tienen, siempre teniendo precaución de las coberturas que se ofrecen en el plan de seguros, así como también otros factores.

Cabe destacar que, este proceso de elección puede llevarse a cabo de forma independiente; sin embargo, no es lo ideal, puesto que existen muchos factores que podrían agilizarse con apoyo de un bróker de seguros o agente.

Diferencia entre Robo y Hurto
4.8 (96.36%) 11 votes

Call Now Button976 212 224