Saltar al contenido

¿Qué es el Infraseguro y el Sobreseguro?

Al contratar una póliza de seguros es importante conocer que esta está ligada a dos posibles situaciones al momento de que ocurra una catástrofe o siniestro; tales situaciones son el infraseguro y sobreseguro. La importancia de conocer ambos factores, radica en que así es posible comprender cómo funciona el seguro en determinados casos y de qué forma se puede actuar ante ciertas situaciones.

¿Qué es el infraseguro?

El objetivo principal de contratar un seguro es tener la garantía de que existe una cantidad de dinero que puede destinarse a cubrir los daños de un accidente o catástrofe. No obstante, dentro de las situaciones que pueden ocurrir al contratar un seguro se encuentra el infraseguro, un factor que puede ocurrir tanto de forma involuntaria, como voluntaria; este ocurre cuando el capital contratado en póliza es inferior al valor real de los bienes. Por lo tanto, estos quedan asegurados de forma incorrecta.

Definición de infraseguro

La definición del infraseguro describe que en el contrato de seguro, la suma asegurada es menor que el valor real de lo que se está asegurando. Esto quiere decir que el precio del seguro es mucho menor a lo que se debería pagar y la indemnización que se recibe en el caso de un siniestro también lo será.

El problema del infraseguro en los Seguros de Hogar

El infraseguro es una situación bastante frecuente en los seguros de hogar, esto a pesar de que existe una amplia variedad de pólizas. Se tienen estudios que confirman que hasta un 60% de los hogares que han sido asegurados en España, están afectados por esta situación. No obstante, también se han detectado otros casos, en los que se aseguran los hogares buscando siempre la prima más baja y con un asesoramiento incorrecto, para así pagar primas inferiores; lo cual puede implicar un gran riesgo, puesto que en caso de siniestro se verán perjudicados en la indemnización.

¿Qué pasa si estamos en situación de infraseguro?

Como bien se ha mencionado, si el individuo que ha contratado el seguro (bien sea de hogar, o cualquier otro) se encuentra en la situación de infraseguro, el resultado ante ello es que en el momento que sea necesario utilizar la póliza, esta no tendrá la capacidad de cubrir los gastos necesarios para reparar los daños que ha sufrido el bien asegurado.

Consejos para no caer en el infraseguro

Debido a los problemas que puede ocasionar el infraseguro, es recomendable que aquellos que se encuentren en proceso de contratar un seguro, tengan en cuenta una serie de consejos y puntos clave que pueden influir de forma positiva para evitar esta situación. Los consejos que se pueden aplicar para no caer en el infraseguro son:

  • Hacer una lista sobre los bienes que se encuentran en el inmueble: Al reflexionar sobre cuáles son los bienes y determinar el valor de los mismos, es muy probable que evitemos el asegurarlos de forma incorrecta.
  • Facilitar información sobre el bien protegido: Determinar el valor de los bienes no es todo, pues si esta información es desconocida por la aseguradora, el infraseguro seguirá estando presente. Por lo tanto, es necesario facilitar tales datos a la compañía, para que así se tenga en cuenta el verdadero valor del bien que se está protegiendo y se adapte el contrato a ello.
  • Actualizar el valor de la póliza anualmente: La importancia de esto radica en que si se hacen remodelaciones al bien, o su valor aumenta por algún otro motivo, la aseguradora no lo tendrá en cuenta si no se actualiza la información; pues la indemnización será equivalente y/o proporcional al valor que tenía el bien al momento de contratar el seguro.

Cláusulas para evitar el infraseguro

Ante la problemática que implica el infraseguro, las aseguradoras también se han encargado de diseñar cláusulas para evitar que sus asegurados se vean relacionados con este tipo de situación; estas pueden estar incluidas de forma opcional o por defecto (varía con cada compañía). Por lo tanto, es recomendable revisar cada parámetro del contrato.

Entre las cláusulas que suelen tener los contratos para evitar el infraseguro se encuentran:

  • Capital mínimo asegurado: En algunas ocasiones, ciertas aseguradoras se comprometen a no aplicar la Regla Proporcional, si se asegura un capital mínimo en la póliza.
  • Margen de error: Este tipo de cláusula se encarga de cubrir los daños, siempre que el margen de infraseguro sea del 10% o 15%. Cabe mencionar que algunas aseguradoras ofrecen un porcentaje mayor.
  • Compensación de capitales: Esta cláusula facilita la compensación del capital asegurado entre el continente y el contenido. Es decir, que si ocurre un incendio que ocasiona graves daños al contenido de un inmueble y se diera la situación de que hay un mayor capital destinado para el continente, pero mucho menos capital para el contenido; la aseguradora utilizará parte del capital destinado para cubrir los daños del continente, para saldar los gastos que generaron los daños en el contenido. Por su parte, para llevar este proceso a cabo la organización recurre a la Regla Proporcional.

La Regla Proporcional

Si al momento de contratar una póliza de seguros el asegurado se ve en la situación de infraseguro, se nos aplicará la Regla Proporcional, esta busca compensar la diferencia que existe entre la prima pagada con un capital incorrecto y la que debía pagarse para poder asegurar la vivienda de forma correcta.

Para aplicar esta regla la aseguradora utiliza una fórmula que permite calcular la indemnización, dicha fórmula es:

Indemnización = (Capital asegurado x Importe de los daños) / Valor real del bien.

Para comprender de forma más sencilla esto, se toma como ejemplo la siguiente situación: si un individuo ha valorado un bien en 100.000 EUR para asegurarlo, cuando realmente su coste es de 200.000 EUR; y dicho bien sufre un siniestro por 50.000 EUR en daños, la aseguradora aplica la fórmula para calcular la indemnización.

Ahora bien, al multiplicar los 100.000 EUR por el coste de los daños (50.000 EUR), es necesario dividir el resultado por el valor verdadero que corresponde al bien asegurado, es decir 200.000 EUR. Este procedimiento matemático indica que la indemnización que pagará la aseguradora es de 25.000 EUR, es decir la mitad del valor de los daños.

¿Qué es el sobreseguro?

Al contratar una aseguradora para obtener una póliza que proteja un bien, también es posible encontrarnos el sobreseguro. Se trata de la situación opuesta al infraseguro, es decir que ocurre cuando la suma de capital de la póliza supera el coste real del bien que se está asegurando. En este caso a diferencia del infraseguro, la compañía nos pagará de forma normal. Es decir unicamente habremos pagado una prima superior.

Definición de sobreseguro

La definición de sobreseguro determina que en el contrato del seguro, la suma agregada a la póliza es mucho mayor a lo que realmente vale el bien asegurado. Esto quiere decir que el individuo debe pagar una cuota superior a la que debería pagar normalmente; esta es la razón por la que generalmente, las personas que se encuentran en esta situación se ven perjudicadas, pues mientras están pagando la prima, están perdiendo parte de su dinero de forma innecesaria.

Ahora bien, teóricamente así como las compañías reciben una prima de mayor valor, también deben ofrecer una indemnización mayor. Sin embargo, esto según la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, es considerado ilegal, ya que el individuo estaría recibiendo una indemnización superior al valor de su bien, lo cual se traduciría como un beneficio en lugar de una compensación por los daños sufridos.

¿Cómo actuar ante esta situación?

La forma correcta de actuar ante esta situación es acordar entre el asegurador y el asegurado, una disminución de la prima y de la póliza del seguro.

No obstante, si el asegurado se ha visto relacionado con el sobreseguro con el objetivo de beneficiarse de esta situación y esto se confirma, entonces la aseguradora está en la potestad de retener las primas vencidas, así como también las correspondientes al periodo cursante.

¿Quién paga la indemnización?

Al ocurrir el siniestro la aseguradora contratada deberá indemnizar al asegurado en función a la póliza establecida, esto sin superarse el coste del daño ocurrido en el bien asegurado; pero si la aseguradora pagase más de lo que le corresponde, puede exigir una devolución del importe que ha pagado sin que le corresponda.

¿Qué es el Infraseguro y el Sobreseguro?
5 (100%) 1 vote