Saltar al contenido

Pensión de orfandad

En la actualidad, la pensión de orfandad es uno de los beneficios sociales más importantes que puede ofrecer la Seguridad Social en España, ya que este puede ayudar a aquellas personas que no poseen la edad o capacidad necesaria para trabajar y tener independencia económica. Por lo tanto, resulta relevante que conozcáis cómo funciona, cómo se puede recurrir a este beneficio, cuáles son los procedimientos que se deben llevar a cabo, entre otros aspectos importantes.

¿En qué consiste la pensión de orfandad?

La pensión de orfandad no es más que una prestación económica (apoyo financiero) que brinda la Seguridad Social, con el objetivo de que los descendientes de las personas fallecidas cuenten con la capacidad monetaria necesaria para vivir. Cabe destacar que, dichas personas deben cumplir con ciertos parámetros, los cuales son establecidos por el Instituto Nacional de Seguridad Social.

¿Quiénes son beneficiarios de la pensión por orfandad?

Las personas que se benefician de la pensión de orfandad generalmente suelen ser los hijos e hijas del fallecido. Sin embargo, también es posible que los hijos del cónyuge (es decir, los hijos de la pareja que tenga al momento de su fallecimiento) reciban esta prestación social, más para ello deben cumplir con las siguientes exigencias:

  • Haber vivido a cargo del fallecido.
  • Que el matrimonio tenga más de dos años vigentes antes de fallecimiento.

Además, también deben cumplir con los demás requisitos para aplicar a la pensión de orfandad.

¿Quién cobra la pensión?

El beneficiario no siempre es quien recibe la pensión, pues la Seguridad Social ha establecido ciertas normas para el cobro de esta prestación. En caso de que el huérfano sea menor de 18 años, la paga de orfandad se hace al representante o tutor que lo tenga a cargo. Mientras que, si el beneficiario tiene más de 18 años, este podrá recibir directamente el cobro de la pensión de orfandad.

Requisitos de la pensión de orfandad

Como se ha mencionado anteriormente, para recurrir a la prestación de orfandad es necesario cumplir con ciertos parámetros, ya que estos ayudan a que la Seguridad Social filtre a los posibles beneficiarios más necesitados. Entre los requisitos de la pensión orfandad se mencionan:

  • Ser menor de una edad: todos los hijos propios o aportados por la pareja del fallecido, mientras sean menores de 21 años pueden recurrir a la ayuda por orfandad.
  • Tener una discapacidad: aquellos descendientes que cuenten con una discapacidad que sea considerada permanente o absoluta, recibirán la paga de orfandad. Asimismo es posible contratar un seguro de dependencia para complementar en  caso de una invalidez.
  • Tener ingresos pocos o nulos: si el descendiente no está trabajando o sus ingresos económicos son menores al SMI (Salario Mínimo Interprofesional), podrá obtener la orfandad de Seguridad Social. Sin embargo, cumplidos los 25 años tal beneficio será retirado.
  • Estar estudiando: si el postulante a beneficiario está estudiando puede recibir la prestación hasta que cumpla 25 años de edad.
  • No recibir más prestaciones: para recibir este apoyo económico, los beneficiarios no pueden recibir otras prestaciones de la Seguridad Social, pues esto disminuye el nivel de necesidad de la pensión de orfandad.

¿Hasta que edad se cobra la pensión orfandad?

Generalmente, la edad máxima para cobrar la pensión es 21 años, sin embargo, esto puede variar con diversos factores, entre los cuales se deben destacar los siguientes:

  • Si el beneficiario está estudiando.
  • Si el beneficiario tiene una discapacidad.
  • Si el beneficiario no adquiere el sueldo mínimo en su trabajo.

Por otro lado, es importante destacar que la edad límite que establece la Seguridad Social para proteger a los beneficiarios en caso de verse relacionados a alguno de los factores mencionados anteriormente, suele ser equivalente a los 25 años. No obstante, si se trata de un individuo discapacitado, podría alargarse mucho más el tiempo de su prestación.

Pensión orfandad para mayores de 25 años

A pesar de que es poco frecuente, es posible que pasados los 25 años de edad el beneficiario de la ayuda por orfandad siga recibiendo tal prestación. Sin embargo, para ello sería necesario tener una discapacidad sumamente limitante, puesto que de lo contrario no sería posible.

Pensión orfandad para mayores de 45 años

Recibir la ayuda por orfandad de Seguridad Social luego de los 45 años sólo es posible si se posee una discapacidad. Sin embargo, para aquellos que no son discapacitados existe otro tipo de pensión que les podría ayudar, esta es conocida como la pensión a favor de familiares, y se encarga de apoyar a nietos, hermanos, hijos, abuelos y padres de fallecido.

No obstante, los requisitos y exigencias que se deben cumplir para recibir este otro tipo de prestación pueden variar; así como también la preferencia que tendrá la Seguridad Social para otorgar la pensión a los familiares.

¿Cuándo se cobra la pensión de orfandad?

La pensión de orfandad está dividida en 12 mensualidades, con el objetivo de ser pagada cada mes del año. Además, es necesario saber que las fechas de pago pueden conocerse de forma oficial en la Seguridad Social.

Por otro lado, se debe mencionar que el cobro de la prestación de orfandad tiene dos pagos extraordinarios en los meses de junio y noviembre. Sin embargo, si el fallecimiento del padre o madre fue un accidente laboral, o por una enfermedad ocupacional, entonces los pagos extraordinarios se repartirán en las 12 mensualidades.

Pensión orfandad cuantía mínima: ¿Cuánto se cobra?

La cantidad de dinero percibida por la pensión de orfandad se calcula con las cotizaciones del fallecido, para ello se tiene en cuenta el motivo de su muerte, pues si esta es por un accidente laboral, enfermedad profesional, o natural; la cuantía puede variar.

Además, otro de los factores que puede influir en la cuota percibida por los beneficiarios, es si la orfandad de estos es absoluta; generalmente, en casos como este, las mensualidades pueden incrementarse según las siguientes condiciones:

  • Si el progenitor sobreviviente fallece y es beneficiario de una pensión de viudedad, el porcentaje de la ayuda por orfandad
  • Si la pareja sobreviviente fallece y no poseía pensión de viudedad, entonces la prestación de orfandad aumenta un 52%.

Por otro lado, es necesario conocer que existe una cuantía mínima de las prestaciones, la cual es actualizada cada año por la Seguridad Social. Por lo tanto, si el fallecido no llegó a cotizar lo necesario para la pensión de orfandad, el beneficiario cobra la cantidad mínima gracias a esta política.

Extinción de la pensión por orfandad: ¿Cuándo se pierde la pensión?

El retiro de la prestación de orfandad puede variar con ciertos factores, ya que la Seguridad Social ha adaptado sus exigencias a los distintos escenarios que pueden experimentar los beneficiarios. Generalmente, el huérfano deja de recibir la pensión de orfandad luego de cumplir 21 años, pero si este posee alguna discapacidad, la prestación se mantiene.

En caso de estar estudiando, luego de haber cumplido los 25 años ya no se recibirá la prestación; de la misma manera ocurre cuando los beneficiarios se encuentran trabajando, puesto que si sus ingresos monetarios son mayores al SMI, este no aplicará para recibir la paga por orfandad al tener más de 21 años de edad.

Si los huérfanos son adoptados, las prestaciones de orfandad dejarán de recibirse inmediatamente, así como también si estos fallecen. Por otro lado, si el beneficiario se cura de la discapacidad que le daba derecho a la pensión y tiene más de 21 años, este dejará de recibir la prestación.

En caso de que el beneficiario contraiga matrimonio, este dejará de obtener la pensión de orfandad. Sin embargo, si posee una discapacidad, entonces seguirá recibiéndola.

¿Cómo solicitar la pensión por orfandad?

Solicitar la pensión por orfandad puede ser una tarea relativamente complicada si no se conocen los pasos exactos, o los documentos necesarios para la tramitación de la pensión. Por lo tanto, es necesario conocer que para comenzar con la solicitud por pensión de orfandad es recomendable asesorarse en el INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social), para ello es posible dirigirse a la organización, o visitar su página web.

Luego de haber explicado el caso en la INSS, entonces sus asesores os informarán sobre los distintos documentos que necesitáis entregar para comenzar la solicitud, los cuales pueden variar con cada caso.

¿Qué papeles son necesarios para su tramitación?

Para la tramitación de la pensión de orfandad (o cualquier otra) es necesario contar con una serie de documentos, los cuales permitirán a la Seguridad Social hacer el registro del caso. Entre los papeles que se deben tener para tramitar la prestación de orfandad, se mencionan:

  • Certificado de defunción del padre o madre.
  • Fotocopia del DNI (Documento Nacional de Identidad) del fallecido.
  • Fotocopia del DNI del beneficiario (es obligatorio si este tiene más de 14 años).
  • Fotocopia del DNI del progenitor sobreviviente.
  • Fotocopia del DNI de los tutores o tutor.
  • Fotocopia que justifique la tutoría legal (en caso de tener tutor).
  • Fotocopia del certificado del registro civil que compruebe el nacimiento de los beneficiarios.
  • Fotocopia de la tarjeta de Seguridad Social de la madre o padre fallecido.

Tales documentos son los más básicos, pues existen casos especiales en los que resulta necesario entregar otros papeles, entre ellos se destacan los siguientes:

  • Si la madre o padre falleció por cuestiones laborales: se debe llevar una constancia del accidente laboral, o la enfermedad, así como también un certificado empresarial de salarios.
  • Si el beneficiario es extranjero: debe llevar el pasaporte y el documento de identidad vigente de la nación en la que habita.
  • Si el beneficiario está estudiando: en este caso es necesario llevar el certificado de matrícula de la institución educativa en la que estudia.
  • Si el beneficiario tuvo que costear los gatos funerarios: se requiere de la factura a nombre del mismo.

No obstante, se debe tener en cuenta que, dependiendo del caso es posible que el INSS solicite otro tipo de documentos.

Plazos para presentar la documentación

La ayuda por orfandad que ofrece la Seguridad Social, se trata de una de las prestaciones que no pueden caducar, pero para obtenerla es necesario que el individuo cumpla con los requisitos y exigencias establecidas. Por lo tanto, no hay un plazo específico que deba cumplirse para solicitar esta prestación social.

Sin embargo, si se desea solicitar la prestación para poder reclamarla como retroactivo, entonces se debe conocer que para ello se tiene un plazo de tres (3) meses, los cuales comienzan a correr desde la muerte del progenitor.

Compatibilidad con el pago de la pensión

Algunas de las prestaciones de Seguridad Social no son compatibles con otras, esto debido a que una misma persona no puede recibir apoyo de dos pensiones. Por lo tanto, al recibir la pensión de orfandad no es posible contar con otra prestación y viceversa.

¿Qué sucede si los fallecidos no estaban dados de alta?

El la Seguridad Social, el alta es un término que se utiliza para referirse al proceso administrativo por el cual, se hace oficial el comienzo de una nueva actividad laboral, o el cambio de empresa en donde el individuo ofrecerá sus servicios. De esta manera, la persona puede contar con la protección correspondiente de la Seguridad Social.

Por lo tanto, si una persona no formalizada su alta, entonces su cotización será completamente diferente, y esto afectará a las cuotas que recibirán los beneficiarios de la pensión de orfandad.

Pensión de orfandad para discapacitados

La pensión de orfandad busca proteger en gran medida a los discapacitados, ya que estas personas tienen más limitaciones para ejercer actividades laborales, además de que (dependiendo de la discapacidad) tienen una mayor cantidad de gastos. Por lo tanto, la Seguridad Social ofrece su apoyo económico de forma permanente, a menos que:

  • El beneficiario fallezca.
  • El beneficiario se cure de su discapacidad.
  • La discapacidad del beneficiario no limite totalmente su posibilidad de trabajar o valerse por sí mismo.

Cabe mencionar que la INSS juzgará detenidamente la discapacidad del beneficiario, pues serán solicitados distintos certificados y documentos que avalen su estado. Todo esto con el objetivo de no perjudicar a los huérfanos.

Pensión de orfandad 2018

Las pensiones de orfandad son prestaciones que se van actualizando de forma anual, esto con la finalidad de adaptarse al IPC, cuyas siglas significan Índice de Precios al Consumo (el promedio del valor de la canasta familiar), de esta forma es posible que los beneficiarios puedan cubrir sus necesidades básicas.

Además, es importante recordar que la solicitud a esta prestación debe hacerse luego del fallecimiento, o como máximo 3 meses luego de este, ya que la ley establece una retroactividad de únicamente 90 días. Por lo tanto, si transcurre más tiempo, sólo serán reconocidos los últimos 3 meses.

Pensión de orfandad
5 (100%) 1 vote
Call Now Button976 212 224