Saltar al contenido

¿Qué es una enfermedad profesional?

Las enfermedades profesionales son consecuencias que pueden ocurrir en todo ámbito laboral que no cuente con las condiciones necesarias para mantener la seguridad e integridad de los individuos que se desempeñan regularmente en el lugar. Por lo tanto, debido a la gravedad que representan, se han establecido normas y leyes que buscan proteger a los empleados ante estas situaciones. Además, las empresas y corporaciones también se ocupan de evitar la ocurrencia de las mismas.

Sin embargo, a pesar de los controles y regulaciones que existen, las enfermedades ocupacionales son problemas que ocurren; por lo que es necesario conocer de qué se tratan, cómo se clasifican, cómo se actúa en España con respecto a ellas, entre otros factores.

Definición de enfermedad profesional

Según el artículo 157 de la Ley General de la Seguridad Social, la enfermedad profesional se define como toda aquella que ocurre en consecuencia de las actividades laborales, siempre y cuando se encuentre en el cuadro establecido por la ley; esto sin importar si la actividad que ha ocasionado la enfermedad es ejecutada por el afectado o por terceras personas, o si su origen se relaciona con elementos o sustancias encontradas en el área de trabajo.

Teniendo en cuenta la definición oficial de enfermedad profesional, también conocida en algunas regiones como enfermedad ocupacional, es posible resumir en que abarca a todas las alteraciones que ocurren en la salud de un individuo, en consecuencia al desempeño de actividades laborales, bien serán ejercidas por el individuo mismo u otros.

Además de ello, los factores ambientales del lugar de trabajo, también son motivos justificantes para esta condición médica, la cual es tan relevante como grave, pues es una situación que se atribuye (en la mayoría de los casos) a la empresa en la que el afectado esté contratado.

Tipos de enfermedades laborales

Debido a la complejidad que pueden representar las enfermedades laborales, se han clasificado en distintos tipos, esto con el objetivo de facilitar los procedimientos legales, puesto con cada problema de salud varía la indemnización que recibe el afectado. Ahora bien, es importante aclarar que los tipos de enfermedades profesionales se clasifican en grupos, los cuales son:

  • Grupo 1: Son todas aquellas que ocurren por factores químicos, se incluyen los tumores, la dermatitis, enfermedades respiratorias, entre muchas otras.
  • Grupo 2: Se caracteriza por abarcar a todas las enfermedades ocasionadas por factores físicos, tales como lesiones, enfermedades relacionadas con la temperatura, entre otras.
  • Grupo 3: Este grupo abarca a todas las enfermedades ocasionadas por agentes biológicos, como por ejemplo las infecciones.
  • Grupo 4: Son todas aquellas enfermedades que ocurren por la inhalación de agentes o sustancias que no son abarcadas por los grupos anteriores.
  • Grupo 5: Son las enfermedades profesionales de la piel causadas por sustancias y/o agentes, que no se encuentran en los demás grupos.
  • Grupo 6: Este grupo abarca a todas las enfermedades ocasionadas por carcinógenos, bien sean físicos, químicos o biológicos.

Enfermedades profesionales en España

A pesar de que las enfermedades profesionales son factores que pueden encontrarse en cada país, la tendencia o vulnerabilidad con respecto a estas enfermedades puede variar con cada región. Ahora bien, teniendo esto en cuenta, cabe destacar que según el informe presentado por el Observatorio de Enfermedades Profesionales, durante el año 2016 en España se resolvieron más de 20 mil expedientes de personas afectadas por las enfermedades profesionales.

Asimismo, también se aclaró en el informe que el tipo de enfermedad profesional más recurrente en el territorio español, es la del grupo 2; es decir, las enfermedades ocasionadas por factores y/o agentes físicos, puesto que según las estadísticas el 80% de hombres y mujeres que se ven afectados por las enfermedades ocupacionales, encuentran compatibilidad con las de dicho grupo.

Diferencias entre la enfermedad profesional y el accidente laboral

En muchas ocasiones, las personas encuentran grandes similitudes entre las enfermedades profesionales y los accidentes ocurridos en el ámbito laboral; sin embargo, son situaciones completamente diferentes entre sí, puesto que a pesar de que ambas ocurren en áreas de trabajo, varían en la gravedad que generan al afectado, así como también en la indemnización que se exige a la compañía responsable.

Ahora bien, para aclarar mejor este punto es necesario mencionar cuáles son las diferencias más resaltantes entre una enfermedad profesional y un accidente de trabajo.

Ajustes y aumento en la seguridad

La ley establece que todas las empresas, compañías, corporaciones y/o cualquier otra organización que tenga personal trabajando a cambio de una remuneración, se encuentran en la obligación de ofrecer un espacio de trabajo seguro para los empleados, razón por la que generalmente se llevan a cabo ajustes y monitoreos regulares, con el objetivo de proteger a las personas que trabajan para las compañías, empresas o corporaciones en cuestión.

Reconocimiento médico

A pesar de que las compañías buscan brindar la mayor seguridad a sus empleados, en ocasiones hay cargos en los que existen riesgos que no pueden evitarse, por esta razón se llevan a cabo los reconocimientos médicos; estos no son más que exámenes y evaluaciones que permiten conocer el estado de salud de un individuo.

El reconocimiento médico generalmente se ejecuta antes de que el empleado comience a desempeñarse en su área, así como también tiempo después de que lo haya ejercido (este periodo suele ser de un año, pero puede variar); posteriormente, este control se mantiene cada cierto tiempo, para que así la empresa esté al tanto de que el cargo no está ocasionando daños a la salud del individuo.

Ciertamente, el reconocimiento médico puede servir para detectar una enfermedad ocupacional, puesto que compara el estado del individuo al momento de iniciar por primera vez con su empleo, con respecto a cierto tiempo luego de que se desempeñe en su labor. Además, se considera un factor que diferencia a la enfermedad ocupacional del accidente de trabajo, debido a que este último es un suceso que no puede controlarse, indiferentemente de las evaluaciones médicas que se lleven a cabo.

Reorganización en los puestos de trabajo

La ley establece que en caso de que un individuo presente una enfermedad ocupacional, la empresa que le haya contratado se encuentra en la obligación de cambiar el oficio que ejerce, esto quiere decir que debe ser reubicado a fin de protegerle de consecuencias más graves; en caso de que no sea posible debe ser dado de baja de la empresa.

Cabe mencionar que mientras el individuo no obtenga otro empleo, este tiene derecho a recibir un subsidio, el cual será equivalente a su salario; este es un beneficio que tiene un tiempo de duración máximo equivalente a 30 meses, de los cuales 12 son cubiertos por la empresa, 6 por el ente asegurador y 6 prorrogables por otros 6, a cargo del régimen de desempleo.

Cuáles son los factores que pueden ocasionar una enfermedad profesional

Existen algunos aspectos que influyen y pueden inducir a que ocurra una enfermedad ocupacional, estos deben ser conocidos para así poder tener mayor control sobre las situaciones y poder prevenir la ocurrencia de este tipo de problemas. Ahora bien, entre dichos factores cabe destacar los siguientes:

  • Condiciones de exposición: Es posible que agentes encontrados en el ambiente de trabajo no son nocivos en la mayoría de los casos, sin embargo, esto es algo que puede variar con las condiciones que existan en el lugar, la exposición del individuo hacia a dichos agentes y la forma en la que ingresan al organismo.
  • Especialidad clínica: Se considera otro factor, debido a que generalmente las enfermedades profesionales no siguen un patrón específico, puesto que pueden variar con el estado de salud de cada individuo. Por lo tanto, resulta complicado relacionar los síntomas presentados por el individuo con algún cargo laboral en específico.
  • Variabilidad biológica: Es muy importante reconocer que la forma en la que afectan los agentes químicos o físicos, puede variar con cada persona, a esto se le conoce como variabilidad biológica. Ahora bien, teniendo esto en cuenta, es necesario destacar que no todos los trabajadores expuestos a mismas condiciones o riesgos, presentan enfermedad y si lo hacen, la intensidad de la misma no suele ser igual en todos los casos.
  • Multicasualidad: Las enfermedades son detonadas por distintas causas, las cuales pueden relacionarse con actividades laborales, así como también extra laborales, o en combinación de ambas. Por lo tanto, este es uno de los factores más relevantes que justifican el desarrollo o aparición de una enfermedad profesional.

¿Existe un seguro para indemnizar las enfermedades profesionales?

El seguro para prevenir y proteger en caso de enfermedades o accidentes profesionales, es un contrato que se puede encontrar en la mayoría de países, siendo España parte de ellos. Este contrato suele ser tomado por las empresas, corporaciones y compañías, con el objetivo de garantizar el pago de indemnización a sus empleados en caso de que ocurra algún accidente o siniestro, relacionados a enfermedades profesionales.

Ahora bien, este tipo de seguro funciona como cualquier otro, pues la aseguradora ofrece planes con diferentes coberturas y garantías, a las cuales se pueden añadir otras o ajustar las que se tienen, esto con la finalidad de que la empresa que se encuentra tomando el seguro obtenga un contrato que se ajuste a sus intereses y necesidades.

¿Qué es una enfermedad profesional?
4.7 (94.29%) 7 votes